Afilianos
 
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Tagg
Sister Sites
Últimos temas
» Capitulo 2 "Destinos Cruzados"
Jue Abr 28, 2011 7:03 pm por Lyricalia

» Tarde como siempre...
Jue Mar 03, 2011 8:20 pm por Suki2

» Malentendido y Celos.
Dom Feb 27, 2011 7:47 pm por Kurumi

» Adopta Chinse
Sáb Feb 26, 2011 1:51 pm por Suki

» El baile de Irish~
Vie Feb 25, 2011 9:25 pm por wicky2

» Tienda de Armamentos
Mar Feb 15, 2011 6:47 pm por Lyricalia

» Ojos penetrantes (?)
Jue Feb 10, 2011 5:52 pm por Mary3

» Hola, soy noob ;3
Vie Feb 04, 2011 7:10 pm por GdEvans

» Qué estas escuchando?
Vie Feb 04, 2011 7:07 pm por coy-chan


Tarde como siempre...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tarde como siempre...

Mensaje por coy-chan el Dom Feb 27, 2011 4:09 pm

Thanks Sukita Very Happy!
Aqui dejo mi seudo-aporte para la zona XDUu

Disclaimer: Hecho por mi, eso quiere decir que no esta basada en alguna serie o algo, original de una serie que hago en mis ratos libres.

Aclaraciones: Como es original y no tengo ganas de meterles demasiado embrollo con los nombres, solo se mencionan unos cuantos personajes 4 en toda la redacción (centrada en primera persona; encarna a Jaen) y como requisito del concurso me resta resaltar que se supone que el del bar soy yo XDUu (y la alusión de la botella es de un manga bastante conocido XDDDD)
Listo, con 3000 palabras el señor shoot.

Tarde como siempre.
¿Ojos Abatidos, mirada cruel?
¿Sera que no llego a distinguirlos por que al final solo busco ver tu interior?

Esta a oscuras, tal como el demonio con piel de ángel quiere.
Se ha filtrado como dijo que lo haría, lo intentará...y yo caeré, no da jamás puntada sin hilo.
El observador ha decido por fin echar mano de mi sufrimiento para sus propios fines.
Ha leído cada uno de mis gestos en las últimas horas, conoce lo mundano de mis emociones y esta justo aquí, conmigo cuando mas deseo enterrar eso oscuro que aflora manando repulsivos celos.

El amado de ojos abatidos se ha marchado de casa sin recordarme, no solo enterró un día importante sino que lo hizo para agarrarse a una segunda posibilidad de sacarse el amor infructuoso que se sembró en el alma hace varios años.
Muy dentro, aunque me vuelva igual que el que me acompaña ahora, ruego por que eso jamás se concrete.

Queriendo ocupar un lugar que no le corresponderá jamás, se ha tumbado en el lecho engatusando tan bien como solo los de su especie condenada saben, es egoísta a pesar de su apariencia dulce.

No me quiere. El sentimiento es reciproco.
...aun así será mi compañero de la velada.
Para luego olvidar.

No se trata de un juego de amantes usual, ni siquiera he jugado con la sensibilidad de la que se jacta tanto el pequeño albino. Todo ha sido tan rápido que estuve a punto de sentirme culpable.
Su espalda se arquea una y otra vez al recibirme, reprime perfectamente uno que otro gemido, es un maestro, a pesar de cualquier conjetura lo hago no con una santa criatura sino con un milenario maldito. Dijo que sentía Lujuria de su nuevo cuerpo, planeaba disfrutarlo desde el principio, yo en cambio no he podido sacarme el clavo de sus ojos de encima y sigue adormeciéndome el posible placer que debería estar recibiendo ahora.

Su mirada perpetuamente abatida dice que se iba, pero no lo ha hecho de mi cabeza... el egoísmo te enmarca tan bien en tu ya desventurada empresa ¿porque no lo dejas ya maldición?

Mi compañero comenta algo en medio de suaves jadeos pero no entiendo nada, lo único que se por sus dedos hundiéndose en mi piel es que se que no quiere que me detenga...

“Es mejor si se va... lo vas a espantar”

Lo recuerdo, fue un buen consejo, el único que me diste.
Le molesta todo, parece viciado en sus ansias de amarla, pero las circunstancias siempre le han escupido lo imposible de sus deseos.


No lo espera a él la belladona de sus sueños.

Pero su absurda incapacidad de perder lo ha incapacitado a dar la vuelta y ver que quien lo esta esperando lo sigue haciendo aun después de encontrarlo.
Le da miedo creer en otra persona... no creo que comience creyendo en mi.


Escucho al fin unas palabras alicaídas producto de tantas oscilaciones.


No me importa si vuelve a recrimininarme el que no cierre los ojos... un demonio solitario no va a entender lo mucho que cuesta el engañarse.

Sus cabellos siguen revueltos, veos sus labios rojos entreabrirse por un poco de aire.
Pero esta viciado el poco oxigeno que nos envuelve.
En calor... en expiraciones... en un éxtasis vacio.

El vidrio mal colocado de la ventana se mueve indicando lo furioso del mal tiempo acercándose.
No me equivoque en nada cuando le ofrecí su casaca de siempre en un tonto feliz por impedirle salir.
Va a hacer frio, casi siento pena al imaginarlo de camino a casa tiritando, echando uso de sus brazos por un poco de calor.

Y Sigo pensando en el... soy un idiota.

Un momento cumbre nos inunda a ambos.
No hay ruido solo un suspiro único.

Nada importante para el alma en realidad.

Uno menos doloroso que otro.
Lo que es yo, siento desmoronarme en cualquier instante, dejo caer su cuerpo sudado en las sabanas sintiéndome el peor de los traidores. Mi corazón no entiende de desilusiones y despechos, es nuevo en esto, tengo el impulso de largarme a llorar.

El pequeño ríe suavemente envolviéndose en las sabanas, sus cavas lilas me fijan a totalidad siguen espectando el impacto de nuestras acciones, el vidrio de la ventana tiembla de nuevo y por fin abre su boquita de princesita para decir algo al fin...

-Quita ya esa cara, que la pena no va conmigo -se oye imperativamente dulce, revuelve las sabanas como esperando que le haga compañía- nadie se va enterar... menos el.

-Que cruel eres... -respondí sentado en el borde de la cama, se siente la tensión a flor de piel pero no le importa, el vuelve a la carga-

-Es la segunda vez que oigo eso -replica aun con esa sonrisa que aunque no puedo ver se que esta esbozada- y no lo he sido, me das créditos por algo que tus sentimientos hacen ¿Hasta cuando vas a dejar que te torturen?

El temblor del vidrio le da un tono tétrico al momento. Lo es, no puedo contestar lo que ha preguntado...

-Quiere ser gentil, al menos eso creo por su tono de voz- No pretendo cambiar nuestra pantomima de diaria de los tres monigotes que viven acompañándose, pero no creo que aguantes tanto fingiendo que nada ha variado...-sonríe taimado olvidando las sabanas se abraza a mi espalda con cuidado- es hora de pensar en algo ¿no crees? o sino vamos a tener que repetir muchas veces esto -se que ríe en silencio por los resoplidos que emite, debe ser gracioso para el lo que me sucede, insisto... es tan cruel-

El
es tan difícil, explosivo y emocionalmente cerrado, nuestro trato ha evolucionado tan lento hasta hacerse "humanamente vivible".
Se ha soltado un poco, lo necesario...

¿Acaso este prototipo de ángel me estaba tentando a confesarme?
La negativa es tan real que aun sin haberlo escuchado ya me duele, no puedo evitar sentir miedo de perder lo poco que he conseguido, más como el chiquillo de cabellos albos sabe, mi necesidad por el esta consumiéndome.


-Eres demasiado bueno para el -menciono ante mi silencio como si fuese un secreto- no es que por ser como eres te lo merezcas, realmente mereces mucho mas -me volví apenas al escucharlo, lo vi con el rabillo... creí avistar un fugaz destello de compasión en la oscuridad de sus hondas cavas- es mi opinión.

-Sonreí tristemente- Si soy tan bueno como dices entonces ¿porque no ocurre algo igual de bueno en compensación?

-Se dio cuenta entonces de lo anormal que era para su negra alma el sentir compasión- Espera, eres "bueno" si tengo que compararte con él -trata de arreglarlo, casi es chistoso- Para mi no eres un santo que sufre de amor, sino.. un bobo bueno es todo - volví la mirada al frente, como se me ocurría pensar que podría levantarme el animo?- Pero, sabes? incluso los bobos buenos tienen ayuda extra -tengo la necesidad de volverme de nuevo- más como son tan bobos pero tan bobos, no notan siquiera que la ayuda puede venir hasta de donde menos uno imagina -menciono soltándome, mientras dirigía la mirada por la ventana... hacia un lugar muy en particular-

Me acaba de traer a la memoria a aquel tipo dueño de un bar de mala muerte.
Sonrisa embelesadora, cabello negro, ojos lilas. Mismo Satán.
Prometió darme la solución a mis problemas si volvía por una copa luego.
Si tan solo el pequeño y el no fuesen de la misma calaña... sabría en quien confiar.


Me sedujo la idea de encontrar la solución en medio de mis alborotados sinsabores.
¿Que mas podría perder en estos instantes?


-Son casi las siete -murmure viendo el reloj de mi muñeca- quizá le halle antes de que cierre... -divague poniéndome en pie-

-Va a hacer frio -dijo el pequeño carita de muñeca aporcelanada- mucho frio -repuso acostándose de lado mientras tomaba una almohada y la estrangulaba sin cambiar su expresión neutral-

No hice caso a su advertencia, simplemente ajuste mis pantalones y salí.
Me vio marchar sin decir nada.
Nuestra sincronía mental era buena, estaba esperando que hiciera justo eso.
Corrí tanto como pude, que me encontré en tiempo record en las puertas del subterráneo de aquel bar, ese lugar al que no pensé en regresar siquiera después de saber que era conocido de mi demonio hogareño.
Pasé adelante precedido por la campanilla presente en cualquier establecimiento, no había mucha gente, lo que produjo la atención total del que esperaba hallar.

-Mi amigo regresaste -se escucho veladamente del tipo, dándole una ultima bocanada a su cigarrillo- no has solucionado tu problema eh? -dijo sin preámbulo viéndome la cara con extraña fijeza-

No por nada tenia esa estela de oscuridad tan cerca a el, cosa de áureas demoniacas..
Sabia que solo podría estar ahí por lo que una vez prometió en inicios de mis idilios.


-El joven de cabellos negros sonrió afable llenando una copa- la casa invita -menciono esbozando una sonrisa, se sentó a mi frente, entonces como si los pocos presentes hubieran sido alucinaciones se esfumaron en medio de la nicotina reinante del lugar, no le preste importancia- Bébelo -dijo volviendo a empujar el vaso al ver que no lo cogía- te levantara el calor corporal lo necesitaras para luego, eso de venirte en camiseta cuando amenaza con caerse el cielo, es peligroso -dijo levantando una ceja- ¿acaso pretendes preocupar al par que vive contigo? -rio veladamente-

-No espere una segunda vez y bebí lo que fuese que hubiera ahí de un solo trago- Dame la solución -resople casi ahogándome con el ardiente licor queriendo tomar mis fosas respiratorias-

Los segundos se hicieron largos.
Un trueno lejano se escuchó, solo entonces una sonora carcajada estallo de parte de mi anfitrión.

-No tienes las agallas para exigirla -dijo por fin sonando a reto-

Entonces por su tonito confirme lo que venia sancochando desde el principio.


-No debí confiar en demonios -me sentí timado, no tenia fuerza para estallar- son todos unos...

-pero me interrumpió- ¡ou! que poco humor -se quejo volviendo a soltar una risotada de esas que espantarían las palomas-

No dijo mas y en lo que fue enseguida, saco una botella pequeña que exhibió en su mostrador. Puse una mirada de no entender.

-El giño el ojo y dijo- Solo es necesario una bocanada y ¡voilá!

Lo comprendí al instante, y monte en cólera al fin.


-Pero que clase de broma es est.. –me perdí entre mis pensamientos, acababa de hacer cosas sucias y traicioneras contra mis propios sentimientos, ¿iría a seguir manchándome en cuanto la menor oportunidad se me tendiera?-

-Oí que había surgido de esa manera esto pero ahora es un método bastante confiable de conseguir un "si" -rio divertido, un segundo estruendo hizo temblar toda la bóveda celeste afuera del establecimiento, la tormenta estaba justo encima- ¡es más! -dijo chocando las manos para sonar aun mas convincente- se que a un alumno le funciono con su compañe.. -se calló, el frasco se hizo añicos en el suelo, mano extendida yo era autor del "accidente"-

-Sonreí suavemente ante su silencio- No es lo mío y es delito -informe levantándome de pronto- hasta luego..

Creí escuchar un... "Lo sabia" muy suave en el aire.


Bien, el maligno con piel de niño había logrado distraerme con esta idiota salida.


La campanilla apenas sonó al abrir la puerta, el agua bajaba como una cascada por las escaleras hacia el subterráneo y se perdían en un canal de desagüe justo antes de la puerta.
Empuje y lo vi sonreír ampliamente desde su sitio gracias al vidrio de la puerta. Se que si su forma no hubiese sido humana tendría una cola que estaría balanceando como un gato satisfecho.
Otra vez hacia de diversión para otro demonio, me sentía un bufón entero.

Ya no importaba de todos modos, la tetra esta consumada y solo restaba regresar a casa.
Salí hacia la tormenta. Dejando que en cuestión de segundos me cubra con su mano húmeda y fría.
La gente había despoblado todas las calles, no había ni una sola alma ni un escondrijo abierto para guarecerse, la ciclónica fuerza del viento levantaba el agua como si se tratasen de olas.
Lo mojaba al son del silbido del viento surcando las calles.

Como anunciando el tiempo fuera para los corazones rotos…

El confort de llorar sin que se notase y sin que me escuchasen era mi regalo.
¿Quien se había acordado que un día como hoy justo a las 9pm había comenzado a vivir?
Que aunque biológicamente no lo fuera, n
aci para la vida un día como este.

No se acordo quien yo quería...

Cualquiera menos el.

No apresure el paso, iba a disfrutar mi regalo un poco más.
Le agradecí mentalmente al idiota del bar, la copa gratis.

Estaba empapado hasta el alma y ese pequeño trago estaba amortiguando el entumecimiento producto del frio, seguí como un zombi entre los riachuelos...
Es así como la inercia tomó rehén la motilidad de los músculos, el cerebro fijo el rumbo como si se tratase de un frívolo aparato electrónico y la mente se desconectó de la realidad para quedarse solo con los sentimientos proyectando imágenes para ti.


Te vi en medio de la gente esperando el momento para acercarte a tu reina de corazones, escondiendo mis sueños destrozados en tus bolsillos.


Lo has hecho siempre asi.

Te ha importado nada mi esfuerzo por hacernos más unidos, siempre inventas el método para restarle importancia y dejarme como un simple oportunista.

¿Te importo al menos como un amigo? Tampoco me lo haces saber.


Quise sentir rabia contra ti y no pude porque no tenias culpa por no sentir.
Tenía que acostumbrarme a pensar que al igual que tu musa, también eres imposible desde tu propio ángulo. Siempre ocurre lo mismo: cuando tu quieres no te quieren.


Comprendí entonces por que los poetas antiguos deseaban arrancarse en corazón para dejar de sentir. ¿Ese era un método eficaz?
Que alguien me diga, pues me gustaría intentarlo.

La luz de la entrada de la casa estaba opaquecida.
El pequeño debía estar esperando para mofarse por mi ingenuidad, pero no le daría el gusto, me quedaría a dormir en el sofá así no tendría que verme entrar como un perfecto imbécil a mi habitación de turno.
La puerta se abrió sin necesidad de llaves, me confirme todo ideático a mi mismo mis presunciones.
Entré y para sorpresa mía no había nadie al pie de la escalera, era el perfecto escenario para la desolación del recién llegado y no se hallaba.


¿Dónde estaría?

No hice ruido alguno al cerrar detrás mío la puerta, apenas avance dos pasos y sentí que todo se movía a los lados.
Lo que me faltaba... enfermar justo ahora.
Me abandone en el sillón, dejándome vencer al fin... vi mi reloj, las 9:15.
Ya paso todo el drama.

No hay más por que sentirse mal.
Entonces el agua del fregadero cayó estrepitosamente, levante el rostro y ojos abatidos me ven desde la cocina.
El tiempo se congela, es tan malvada la vida que incluso después de mearme encima quiere presentarme destrozado ante él.

-Jaen, que demonios te ha sucedido... -susurra desde su lado sin sonar mas que extrañado, incluso suena molesto-

Dejo caer mi cabeza para ocultar el rostro, de verdad que no quiero que me vea.

-Como te ha ido -manifesté con voz de siempre levantando apenas mi chorreante brazo como saludo, su sombra se acerca unos pasos hasta mi-

No responde, siento sus dedos pasar por mi mejilla.
Menciona entonces algo sobre la fiebre, casi no le entiendo, sus dedos se sienten fríos en comparación a mi cara, el hilo de la realidad se va perdiendo de ha pocos...


La casa parece hecha de gelatina.
Mi mano sube torpe y atrapa la suya en medio de la huida, se que me ve confundido y asqueado.
No me importa.
Cierro los ojos y sonrió por la migaja que he conseguido.


Sigo siendo tan lastimero.

-No he podido -dice por fin con la voz quebrada mi compañero, ha soltado su desenlace atómico por fin- tampoco hoy...

Una ola de felicidad amarga me invade al saber de su infortunio.
Tengo de nuevo la oportunidad y no me siento con el poder de jugarla.


-Estas ardiendo -susurra como ultimo posando una mano sobre mi cabeza, su rostro se ha oscurecido-

Murmuro a duras penas que no se preocupe.
Pero no me escucha, lo vuelvo a hacer y tampoco me oye.


Se aproxima hasta mí para entender. Subo la mirada lo suficiente para verlo.
Veo sus ojos cristalizados, ha llorado.
¿La vida es justa de alguna forma no?


Y pensando en eso, se me ocurrió la forma de hacerme “justicia”.

Se que lo va odiar... lo hago apropósito.


Nuestra cercanía es demasiado tentadora.
Acaricio sus labios con los míos aparentando un accidente provocado por el y sus intentos por oírme.
No es un beso, es solo una caricia esporádica.
Esta espantado, su mano tiembla posiblemente este también pálido.

Me encantaria ver su cara y guardarmela para siempre, pero no...

En lo más interesante de la escena su figura desaparece de mis ojos...


He perdido mi mágico momento arrancado por mi ardiente enfermedad autoinfringida.


Habría de decirme un par de días después al salir de las fiebres mi pequeño placebo demoniaco de aquella noche.
Que en términos de besos podría catalogarse fríamente como uno...desde su perspectiva.


La estuvo viéndolo todo desde la puerta de su alcoba.

Nuestro aparente toque se había extendido más de lo normal, el juro que ambos nos habíamos desmayado, más cuando estuvo presto a salir y ayudarnos a ambos.

Mi malhumorado malamor me atravesó semejante puñete que me dejó tirado en medio de la sala.
Se quebró en silencio, luego de eso me asistió reponiéndose de tanto en tanto.


Me volvió a tumbar en el sillón, acaricio mi cabeza y resoplo a punto de volver a romper en llanto…

“Feliz cumpleaños, atrasado… no lo he pasado por alto…”


Última edición por coy-chan el Miér Mar 02, 2011 2:22 pm, editado 2 veces
avatar
coy-chan
Profesional novato
Profesional novato

Cantidad de envíos : 66
Seulf : 2453
Fecha de inscripción : 17/09/2010
Localización : Caminos de Irish

Hoja de personaje
Vida del Personaje:
30/30  (30/30)
Raza: Humano
Profesion: Ciudadano

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tarde como siempre...

Mensaje por Kurumi el Dom Feb 27, 2011 7:57 pm

Wow...
La verdad es que esta escrito de una forma excelente o.o
Me gusto mucho, aunque sospecho que no lo entendi del todo relamente u.u
avatar
Kurumi
Heroe
Heroe

Cantidad de envíos : 1352
Seulf : 2919
Fecha de inscripción : 24/09/2009
Edad : 26
Localización : Los bosques de Irish =3

Hoja de personaje
Vida del Personaje:
20/30  (20/30)
Raza: Ninfa
Profesion: Acolito

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tarde como siempre...

Mensaje por Suki2 el Mar Mar 01, 2011 10:53 pm

estoi casi segura que yo tampoco lo entnedi bien, esque habia partes en la que me perdia D:
pero adoree el final n.n mui tiernoooo y triste ;__;

_________________
avatar
Suki2
Profesional
Profesional

Cantidad de envíos : 157
Seulf : 3349
Fecha de inscripción : 16/09/2009

Hoja de personaje
Vida del Personaje:
28/30  (28/30)
Raza: Humano
Profesion: Acolito

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tarde como siempre...

Mensaje por coy-chan el Miér Mar 02, 2011 1:58 pm

Sera por que al final de copy and paste en el mensaje no salieron las letritas en italic que se supone resaltarian pensamientos?? XDU
Lo vuelvo a resubir.. xDDDuUu
Les doy puntos extras, se lo di a leer a una amiga y tambien me dijo que por ratos se perdia porque no lograba vincularlos, bueno la aclaracion del caso haber si se hace mas absorbible esto:

*Jaen.- Idiota que vive junto a dos chicos mas, la vida es dificil asi que hacen lo que pueden con la renta, enamorado hasta el tuetano (?) de uno de sus compañeros.
Vive sin poder confesarle a Erin su pequeño secreto amoroso.

*Shin.- Un demonio antiguo que tiene poseido al ex-cuerpo de un angel, vive junto al anterior, es bastante mono (niño albino de la redaccion) pero por dentro es una basura que gusta de molestar y hacer las cosas mas dificiles. Esta interesado en Jaen.

*Erin.- Un homofobico compañero del par anterior descrito, es solitario e introvertido, aveces violento, no le gusta tener que pasarla junto a los anteriores en especial con Jaen porque se comporta como un niño grande.
Es el de ojos abatidos en la redaccion, enamorado de una chica que ni lo pela XDlll
Ni siquiera se le pasa por la cabeza la idea que de Jaen este tras el.

*DE LA REDACCION:
Se supone en la historia que Erin sale totalmente convencido aquel dia a confesarse ante su amiga y amor de hace años, justo el dia del cumpleaños de Jaen, y porque vivir con demonios no es nada facil es victima de las tentaciones de su otro compañero que se delita ya con la tortura sentimental de confesar un amor impropio.

Bien la cosa va por ahi X,DU
Veamos ahora con la edicion *editando..*
avatar
coy-chan
Profesional novato
Profesional novato

Cantidad de envíos : 66
Seulf : 2453
Fecha de inscripción : 17/09/2010
Localización : Caminos de Irish

Hoja de personaje
Vida del Personaje:
30/30  (30/30)
Raza: Humano
Profesion: Ciudadano

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tarde como siempre...

Mensaje por Suki2 el Jue Mar 03, 2011 8:20 pm

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa XD ahora lo entendi todo
y el final me gusta aun mas Smile se me escapan esas risiiitas *O* eaea

_________________
avatar
Suki2
Profesional
Profesional

Cantidad de envíos : 157
Seulf : 3349
Fecha de inscripción : 16/09/2009

Hoja de personaje
Vida del Personaje:
28/30  (28/30)
Raza: Humano
Profesion: Acolito

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tarde como siempre...

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.